El bullying con un enfoque familiar

 

El entorno familiar como principal ente de enseñanza para el futuro del niño.

El Bullying o también conocido como acoso escolar cada vez se ha venido incrementando; por lo que 2 de cada 10 niños ha sufrido de algún tipo de acoso es colar u hostigamiento, según datos del Ministerio de Educación.

Existen cuatro tipos; físico, el cual es por peleas, palizas, golpes, zancadillas; psicológico, en este caso el agresor manipula, le baja el autoestima, quiere tener el control de la víctima; verbal, generalmente acude a sobrenombres, insultos, burlas, humillaciones; y  el ciberbullying, para este caso lo hacen a través de diferentes plataformas de internet en el cual también provocan burlas y hostigamiento.

“Existimos en una sociedad que sigue normalizando la VIOLENCIA, es totalmente invisible, mientras sigamos en ese tipo de situaciones este comportamiento se va seguir dando”   

Psic. Gabriela Cabrera

 

¿Qué dicen los expertos acerca de esta problemática social?

Gabriela Cabrera  Psicóloga Clínica del Colegio de bachillerato “Juan Montalvo”, concuerdan que el factor principal para que un niño crezca con una conducta agresiva y con una probabilidad alta para que en el entorno académico haga bullying a sus compañeros, proviene del entorno familiar y la educación que recibe en el hogar en sus primeros años.

Problemas en casa como  la falta de comunicación, una familia disfuncional, agresión entre padres de familia, insultos, demasiado consentimiento, permitirle más del tiempo adecuado en dispositivos electrónicos, etc. Ocasiona que el menor tenga ese modelo de educación, puesto que, los niños en edades tempranas se vuelven como un “espejo” que proyectan y tratan a los demás como ellos fueron tratados.

Foto Bullying
Burlas el principal detonante del bullying

 

¿El castigo es bueno?

La experta en psicología, Gabriela Cabrera afirma: es muy importante el entorno familiar en el que se educa el niño, el tipo de crianza autoritaria, que se da en las familias disfuncionales, crea un circulo de violencia, donde padres de familias mantienen la idea de que corregir primero callando a su hijo, segundo a través de golpes;  y sacan a la luz que antiguamente que castigando, dando látigo se corregía la conducta y era la forma más saludable y eso no es así.

 Ese tipo de crianza no ayuda a la salud mental de los niños y adolescentes.

 

Fui víctima y me pasó, el bullying es real y te destruye/ historia real

Precisamente en la escuela, José Fernández,  fue cuando  inició un daño inacabable para mi autoestima, daño que diariamente recibía por parte de sus compañeros, el cual hizo que haga y se convierta en una persona sumisa,  con problemas para expresarse y un autoestima dañado.

Eso en cuanto a las consecuencias emocionales pero también un niño que es acosado puede enfermarse físicamente y presentar dolores de cabeza, problemas gastrointestinales, trastornos del sueño y  agotamiento. Pero no menos importante una víctima puede llegar a tener pensamiento suicidas en contra de su integridad, y si no se llega con la ayuda oportuna el acto se puede llegar a concretar.

Como podemos observar en el siguiente vídeo este caso:

 

El daño causado a la víctima de bullying es irremediable, las huellas de los días de burlas,  insultos, sobrenombres, etc. Es algo que nunca desaparecerán, no obstante, existen métodos para que pueda de alguna manera remediar aquellos daños, como recurrir a ayuda de un profesional en estos problemas sociales o recibiendo el apoyo de sus seres más cercanos  y sobretodo de tener fuerza de voluntad.  

Enlaces de interés:

Autores: Bermeo Geovanna y Párraga Bryan